IX ÉPOCA

28.11.06

Ya tenemos Monopoly

Fascinante. Ya tenemos un Monopoly de Vigo. Ya no tendremos que seguir tratando de comprar el canal de Lozoya, ni la estación de Las Delicias, porque dispondremos de algo más doméstico, como Aqualia o el aparcamiento de la estación de Casablanca. Podremos cobrar por pasar por Urzaiz, en lugar de tener que buscar Recoletos en el plano de Madrid, o hacernos un hotelito (previa construcción de cuatro chalés y pagado al Banco el costo de otro más) en primera línea de costa en Alcabre.
Decía no sé quién, no sé dónde, que nos ocurre lo que se nos parece, no lo que merecemos. Y lo cierto es que esto está empezando a parecerse al juego del Monopoly (antes Palé) lo que un huevo a otro. Aquí, incluso, hemos avanzado y no sólo calles sino barrios enteros se han comprado para poder edificar. Aquí los bancos (o Cajas) aplican todo su saber en financiar demoliciones patrimoniales, para luego hacer construcciones más gansas; los futbolistas pueden comprar edificios, o solares y parcelas que convertirán en urbanizaciones, en hoteles o en gloriosos bloques de apartamentos y estudios, y los políticos siguen tirando los dados para ver si les cuela lo del PXOM y cobran por pasar por la Salida. Y casi nadie parece fijarse en que, además de los apartados de "Suerte" y "Comunidad", el juego incluye la casilla que dice "Cárcel", aunque se puede uno librar de ella si tiene la cartulina oportuna.
En fin, que estamos de enhorabuena, porque ahora se democratizará el ladrillismo local. Ahora todos podremos especular con colmatar de edificios la Gran Vía, hacer hotelitos en O Castro, rellenar toda la ría que queramos y, sin necesidad de recurrir a Portela, construirnos lo mismo un Verbum que un Auditorium, un museo que un cementerio marinos, o una ciudadela en Teis o en Aldán.
Está claro que los diseñadores del juego son unos astutos y apuestan por el futuro: Marbella es el pasado, ¿sabían?; el futuro es gallego y comienza por Vigo. Ya me entienden. Ahora, digamos todos juntos, en un akelarre de euforia constructiva:
Monopoly: ¡Por el ladrillo hacia Dios!

10 comentarios:

Sancho dixo...

Resérvennos 250 unidades para estos RR MM con el fin de que nuestros hijos ejerciten el 'buen hacer'.
Atentamente
-Asociación de Promotores Inmobiliarios

Una admiradora dixo...

No sé monopolys, yo no entiendo de eso, pero polis monos sí que hay en Vigo, si.

Anónimo dixo...

¿qué es eso que cuentas del hotelito de Alcabre?

Anónimo dixo...

Ahora que parece que tenemos claro lo que va a pasar con la parte alta del casco Vello ¿por qué el concello nos oculta lo que se propone permitir para la parte baja?
ya han tenido tiempo y tiempo..¿a qué esperan?

Anónimo dixo...

Paréceme que máis de un deles ten intereses na zona...

Anónimo dixo...

Hai que aproveitar ben todas as informacións que caen nas mans...

Anónimo dixo...

¿Y de dónde han sacado eso de los ascensores que pretenden poner en la parte alta del Casco Vello?

Anónimo dixo...

Eu penso que iso vai de delirium tremens....

Anónimo dixo...

Menuda trapallada se trae entre manos el concello con el Casco vello. Los ciudadanos tenemos derecho a saber qué es lo que pasa con nuestra ciudad. Vemos que algunos han invertido allí y parece que se preocupan solamente por el fin de sus inversiones...¿qué nos ocultan?
Hay gente que tendría que estar fuera del concello. Interfieren sus asuntos personales en demasiadas decisiones importantes para la ciudad.
No se puede utilizar el cargo público para hacer negocios personales

Anónimo dixo...

Como lo del ruido nocturno...