IX ÉPOCA

27.6.05

ROSALÍA CASTRO - CARLOS OROZA

De Rosalía a Oroza.
Dos voces de la poesía gallega tan próximas y tan relacionadas con esta ciudad. Rosalía dio en 1863 a la imprenta de Compañel, en la calle Real, uno de sus más conocidos poemarios "Cantares Gallegos". Oroza día a día aún recorre nuestras calles escribiendo con su figura giacomettiana el poema infinito de un Vigo que se derrama por las aceras semidesiertas, por la bahía que no cesa de esconderse tras edificaciones romas y rellenos infames.

Me pregunto si es que es la misma Rosalía de Castro quien nos anuncia al poeta Carlos Oroza en el último parágrafo de su Prólogo a "Cantares Gallegos"; dice ahí la poeta:

"Foi éste o móvil principal que me impeléu a pubricar este libro que, máis que nadie, conoso que necesita a indulxencia de todos. Sin gramática nin regras de ningunha clas, o lector topará moitas veces faltas de ortografía, xiros que disoarán ós oídos dun purista, pro ó menos, e pra disculpar en algo estes defectos, puxen o maior coidado en reprodusir o verdadeiro esprito do noso pobo, e penso que o conseguín en algo... si ben dunha maneira débil e froxa. ¡Queira o ceo que outro máis afertunado que eu poida describir cos seus cores verdadeiros os cadros encantadores que por aquí se atopan, inda no rincón máis escondido e olvidado, pra que así, ó menos en fama xa que non en proveito, gane e vexa co respeto e admiración merecidas esta infortunada Galicia!"

Carlos Oroza en su poema 'Una porción de tierra gris' fija la ciudad que recorre en estos versos:

Me imagino un incendio en la India
Un fuego propagado en Europa
¿Quién moverá las llamas...?
Tus pies
Por la cuestas de la luz del calvario a la Guía tus pies
Eternamente tus pies salpicados de sol y de peces
Por una mañana sin tiempo que tendrá
Por los siglos de los siglos
Una lengua de iluminados.


Eternamente tus pies salpicados de sol y de peces

Uno de esos 'cadros encantadores que por aquí se atopan' Carlos Oroza lo pinta en "Eternamente tus pies salpidados de sol y de peces". Si bien es verdad, puede que el hambre industrial retire, a base de cemento y cascotes, los peces y el sol de los pies de esta ciudad de Rosalia y Oroza: dos altas voces de la poesía gallega.

1 comentario:

DeLaROCA dixo...

Muchas gracias Raquel por esta publicación sobre Carlos. Se ha publicado una reseña con el mismo en "http://carlosoroza.blogspot.com/2005/06/de-rosala-oroza.html".