IX ÉPOCA

4.6.09

¡Ya está bien, sr. Meilán!


El pasado día 1 de los corrientes, en un artículo publicado en La Voz de Galicia, el sr. Meilán Gil, nos pretende explicar qué es democracia ¡él!, que formó parte del último gobierno fascista.

José Luis Meilán Gil, nacido en A Coruña, ex secretario general técnico de la Presidencia del Gobierno, a las órdenes de Carro Martínez, y éste a las de Arias Navarro que, a su vez ejecutaba las órdenes del generalísimo Franco; ¿lo recuerdan? El sr. Meilán ¡ocupaba el 4º lugar en el escalofón fascista! Con este pasado ¿por qué no se está calladito?

Antonio Carro Martínez, profesor de Derecho Político (Lugo, 1923). En el año 1974 es nombrado director general de Administración Local y seis meses más tarde es designado Ministro de la Presidencia, formando parte de los últimos tres gobiernos de Carlos Arias Navarro. Como parlamentario fue procurador en las Cortes Españolas en dos legislaturas en representación del Instituto de Estudios Políticos y en otras dos como representante familiar electo por la provincia de Lugo. También fue diputado en las Cortes Constituyentes y en cuatro legislaturas más por el Partido Popular electo en la provincia de Lugo. ¡Qué personajes arropa el PP!

Una anécdota. Siendo el sr. Leguina presidente de la Comunidad Autónoma de Madrid, asistió a una cena de alto ringo rango; en la mesa tenía a su lado al embajador sueco del momento, a continuación al sr. Carro Martínez (ex ministro fascista). El embajador sueco en cuestión había sido compañero del sr. Leguina en militancias allendistas en Chile, en donde forjaron amistad.
En un momento dado el embajador sueco pregunta:

—Sr. Carro ¿cómo vivió usted el franquismo?

A lo que (el gallego que ¿sube o baja?) responde el sr. Carro:

—Yo estoy satisfecho. Gracias a don Juan carlos, nuestro rey, la transición a la democracia ha sido pacífica.

El sr. Leguina no pudo por menos de preguntarse «¿Quién de estos dos es más sueco, el embajador o el que se lo hace?». ¡Transición, transición! Los que machacaban a los demócratas, ahora...

Recordemos que el sr. Carro Martínez era ministro, en la dictadura, ¡de Presidencia!, y su secretario general técnico ¡el sr. Meilán Gil!

El sr. Meilán Gil, como decía, escribió el pasado día 1 en La Voz de Galicia:

“El ministro de Fomento acaba de confesar en el Congreso de los Diputados lo que intuíamos muchos y sabían algunos. No era verdad que en el 2012 Galicia contaría con el AVE. Fue una huida hacia delante para disimular una realidad que no tiene otro nombre que el de engaño, reiterado y consciente.”

“Nadie impuso al Gobierno socialista esa fecha. La presentaron como manifestación de seriedad ante la opinión pública frente a lo que se consideraba un farol del Plan Galicia. No se dijo una vez o para salir del paso. El presidente Rodríguez Zapatero comprometió en ello su palabra, aquí en Galicia, con solemnidad notarial de un futuro asegurado y garantía del voto que reclamaba. La fecha mágica fue respaldada sin fisuras por sus correligionarios con el ex presidente de la Xunta al frente. Un engaño vendido con desfachatez provocadora por la ex ministra Magdalena Álvarez, mantenida en el cargo en una ostentación del poder presidencial, que ahora ha tenido a bien incorporarla a la lista europea, en un desplante a los electores de esta comunidad autónoma.” (Los subrayados, disculpen, los pongo yo).

Sr. Meilán ¡cuánta desfachatez, la suya! No tiene usted, autoritas ninguna para emplear esos calificativos contra personas que no han participado en gobiernos fascistas, como usted lo ha hecho y a muy alto nivel. Por favor, no abra la boca en público. Algunas y algunos sí que tenemos memoria.

3 comentarios:

Pharum Brigantium dixo...

Permitídime que engada que este mesmo suxeito foi o que propuxo durante finais dos '70, xa morto Franco, colocar unha estatua en homenaxe ao ditador feixista no centro da praza de María Pita.

Galopin dixo...

Y además, miembro reconocido del Opus Dei.
Ya metido en gastos, podría mencionar el desprecio total de que hizo gala el inefable Alvarez Cascos. ¿nonsí?
¡¡Joder que tropa!!

pepaypepe dixo...

Dan asco, cada uno por separado y todos juntos mucho más.
Pero hacen bulla, dicen que son muchos, critican a los que no son como ellos y tienen atrofiada la concepción del mundo, además del miedo a que reivindiquemos una verdadera memoria histórica.