IX ÉPOCA

31.10.06

Enormes bronces en la zona centro

Esas veintitantas estatuas/esculturas que nos acompañarán durante unas semanas, situadas en distintos lugares del Centrum ¡cuán poco me gustan!
Las miro una y otra vez —qué remedio si no quiero tropezar con ellas—, y por mucho que las encaro no acabo de encontrarles más mérito que su enormidad.
Algo me recuerdan el 'todo a cien' (en este caso ¿a cientos de miles?).
Para decidir este evento callejero ¿han contado con las personas/entidades del ramo? No quiero imaginar que el asesoramiento venga del mismo centro que permite edificar esos edificios declarados ilícitos por los tribunales.
¡Qué ciudad!

Claro que a muchos sí les gustarán esos bronces de la calle, aunque conviene recordar que el 'arte' no es cosa de cantidad. ¿A cuántos les 'gustaba' los cuadros de Vincent Van Gogh, en vida de éste? Casi a la misma cantidad que ahora, lo que ocurre en que muchísimos son unos cobardicas y van pregonando por ahí que les encantan los cuadros del insigne loco; luego en sus casas 'cuelgan' lo que cuelgan.

(No pongo fotografía de esos monumentos porque no quiero ayudar, modestamente, a su difusión)

28 comentarios:

Fran Toareg dixo...

Parece que vengo yo a incordiar....

Pero siento disentir de usted... Está claro que para gustos hay colores y para jardines flores...

Pero sinceramente no me parece mal que se dé la posibilidad a todos los vigueses de disfrutar de eso que usted duda que sea arte por su magnitud.

Está claro que conoce poco usted la obra de Igor Mitoraj.

Sabe en cuentas ciudades del mundo han podido ser contempladas estas obras. Excuso nombrarle logicamente, Madrid, Barcelona, Valencia, Palma de Mallorca, y Granada, todas ellas de España, y Varsovia, Roma, París y Venecia.

No sé como dice usted, si han contado ó no con las personas del ramo, pero en cualquier caso, es una suerte, que quien lo organiza, entre otros la obra social de LA CAIXA, incluyera a Vigo entre sus destinos para nuestro disfrute...

Supongo que no será usted "artista", porque sino no se atrevería, perteneciendo al gremio, a comparar esto con un "todo a cien", ya que a su gusto ó no, forma parte del trabajo y de la obra de una persona, que como tal habrá que respetar (gustos aparte).

No obstante, le invito a que se "ilustre" por la red, en la vida y obra del sr. Mitoraj, y analice su obra, su vida y sobre todo lo que pretende evocar con su estilo, así como el uso que le da a los materiales que utiliza.

Por cierto, cuando tuve la oportunidad de contemplar parte de esta obra hace tiempo, por otras tierras de notoria cultura, por suerte no me encontré con gente tan limitada en su visión del arte.

Así nos luce el pelo...

Sancho dixo...

"Parece que vengo yo a incordiar...."
Pues sí, vienes a incordiar. ¡Tantas palabras para decir tan poco!

Fran Toareg dixo...
Este comentario foi eliminado por un administrador do blog.
Anónimo dixo...

Pero, por favor, nos podrías decir qué es lo que te gusta? Ahorraríamos tiempo.

Anónimo dixo...

Modesto, bájate de la burra que viene Fran

Marcos Andion dixo...

Tranquis, tíos, que os veo venir.
PRIMERO: incordiar es bueno. A dónde iríamos a parar si alguien (este blog, sin ir más lejos) no incordiase.
SEGUNDO: como dicen los portugueses, "de gostos nao discuto".
TERCERO: El arte es, también, comunicación. Lo que pasa es que en este terreno casi importa menos "qué" se comunica que "cómo" se comunica.
CUARTO: limitar la comunicación a una previa erudición es eso: limitarla.
QUINTO: No hay normas establecidas para calibrar la bondad o maldad del hecho artístico (no conozco a ninguno que se considere artista que no esté seguro de que le falta cultura a quien no aprecie su obra)
SEXTO: El único juicio que me merecen los gigantes y cabezudos a base de reproducir un molde, es mi incomprensión. Estoy convencido de que ello se debe a una cierta carencia sobre las vicisitudes de algunas tareas creativas; pero es lo que hay.
SÉPTIMO: Y lo único que considero innecesario a la hora de enjuiciar este tipo de manifestaciones humanas es el juicio categórico: ¿es bonito?, ¿es feo?, ¿es fácil?, ¿es difícil? Y yo qué sé.
CONCLUSIÓN: Por favor, no debatáis sobre gustos, o sobre erudición artística, que eso no le dice nada a nadie, con la natural excepción de quienes mantienen la polémica.
RECLUSIÓN: Me encantaría otorgar un codiciado premio a quien pueda ofrecerme una definición convincente de qué es y qué no es artístico, a la hora de juzgar un acontecimiento creativo (aunque soy de los adeptos al aforismo de que todo lo que no es innovación es plagio, sin perjuicio de que no todo lo que pasa por innovación lo es). O sea, que buena parte de lo que valoramos como artístico es, sin ir más lejos, plagio.
O sea, relativicemos; que, además de sano, acaba por ser conveniente y reconfortante.
Salud y tiempo para disfrutarla.

Fran Toareg dixo...

Que pena que así lo interprete Sr. Sancho, porque creo firmemente haber dicho mucho.., Quizás, tal vez, a un nivel que usted no entienda..

Leo y re-leo lo que escribí, y creo que está claro..

A mí personalmente me gusta (si es lo que quiere saber), tal y como lo dije, por lo que evoca, lo que transmite, lo que representa, y por el uso que hace de los materiales (materia prima) que usa. ... además, como ya lo dije, por suerte lo he contemplado por segunda vez. Quizás no es el arte que más me guste, pero es ARTE. Y en Vigo, para nuestra desgracia, pocas veces tenemos acceso a cualquier muestra de arte (por no decir gratuita como es éste caso), como se tiene en otras ciudades de España. No sé de quién será culpa, pero es así.

Pero lo más triste es ese comentario tan mezquino de la sra. Raquel, que menosprecia el trabajo de un artista (porque a ella no le guste), artista del que seguro que poco sabe, y sobre el que le invité a informarse para que despues opinase.

Ahora bien, igual usted tambien es de los que piensan, que todas las ciudades que antes nombré, tambien consideran el espectáculo "un todo a cien"..., y simplemente organizan esos eventos para no se que.... No creen ustedes que algo de interesante culturalmente hablando tendrá, para haber recorrido grandes ciudades..

No dejo de sorprenderme ¡¡

Raquel López dixo...

De la larga entrevista que María Luisa Blanco realiza al escritor Claudio Magris ('El Pais' 30-X-2006) recojo aquí la última pregunta y respuesta:

P.- Para terminar le traslado la pregunta que hace a su propio protagonista al final del libro ¿Cómo va eso?
R.- Va. Cuanto más se vive, mejor se convive con la imperfección de la existencia y se aprende a no ser el protagonista de la propia vida.

Sancho dixo...

Fue el poeta el que dijo: "No me hable usted de nivel, el nivel lo tienen los barcos y no las personas".

Anónimo dixo...

¿Saben?
Una cosa es entender y otra sentir.

Raquel López dixo...

Amigo Marcos:
Pertenezco al grupo (no sé cuántas/os lo integramos, pero de verdad que tiene, el grupo, gran bibliografía) de los que que no están nada de acuerdo en que el arte sea comunicación.
Nos vemos

willy dixo...

veo las esculturas de la la calle del príncipe muy en la línea del resto de los mosntruos que nos han colocado en la ciudad: el julio verne con tentáculos del náutico, el ¿hada? subida a la columna del paseo de alfonso, los pescadores de corte neofascista de gran vía, o los caballitos enfilados al cielo de plaza de españa (si no existiese leiro, podríamos hablar de un auténtico museo urbano de los horrores)

Anónimo dixo...

As esculturas de Miroslaj son extraordinarias. Magníficas. Un acerto total desta alcaldesa. Flower power.

Pablo Eifonso dixo...

Igor Mitoraj é dirxerible: eis a súa maior, dende o meu punto de vista, maior virtude. Non podía ser menos, nunha exposición de "arte urbano" promovido por unha entidade financeira: ten que gustar a todos. EIgor Mitoraj, por facilón e espectacular non é en absoluto perigoso. Nunha cidade que vituperou ata a saciedade ao "Sireno" de Leiro mentres admiraba aos simplóns cabalos de Oliveira, tiña que gustarlle a escultura, para min, protofascista (perdonando) deste Mitoraj. Iso si, a exposición está na liña decorativista.

Fran, a exposición da Fundació La Caixa vén a Vigo por unha sinxela razón: porque o Concello pagou o que costa traela. E C.Porro, de aquí a final de lexislatura encheranos de canta exposición circule por aí, sempre que non poña en cuestión o gusto maioritario, por máis que estean xa rancias: véxase a Cow Parade (esa costou traela 200.000 leuriños). E é que en Vigo, agás para os mínimos esixibles nunha cidade, hai diñeiro a esgalla que non saben como gastar. Aínda que nono pareza.

Anónimo dixo...

Lo de Leiro es otro tema...¡Eso si que es crear!
Su sireno es lo mejor de lo mejor..., al menos para mí.Me encanta ver como cada día es diferente según esté el cielo. Es una gran suerte poder disfrutarlo

Anónimo dixo...

Sí, concordo co de Leiro, pero o pedestal podería ser outro, moito mellor. Desmerece a calidade so Sireno.
Sobre o protofascismo de Miroslaj ou más ben a grandilocuencia totalitaria das estatuas pódese estar de acordo. Pero non é menor ca outros edificios da cidade que gozan de certos beneplácitos. Coma o remate do García Barbón (ben novo por certo), a casa das Artes, o edificio de Caixanova, ou a Banca Viñas Aranda do sobrevalorado Palacios.

Anónimo dixo...

Donde esté la estatua a don Casto que se quiten todas esas memeces modernas.

Anónimo dixo...

No son maravillosas, es verdad, pero algunas de ellas le dan a Vigo un aire que me encanta...

Anónimo dixo...

El sireno al principio fue rechazado por mucha gente pero poco a poco ha sabido ganarse el ser representativo de la ciudad.
Es fantástico el juego de la luz en sus escamas.
Me encanta que esté tan alto. Es medio sireno, medio pájaro

Pablo Eifonso dixo...

E desesperadamente trata de erguerse, bracea nun crol imposible cara a un mar usurpado. E é máis noso que cada un dos cabalos da praza de España. Sobre o Home Peixe non foi quen o compañeiro Soto de perpetrar unha sinatura nos seus testículos de ferro, como fixo -como bo castrado intelectual- sobre o escroto dun dos garañóns da grea de Oliveira.

Foi Leiro persoalmente o que elixiu o lugar e supervisou a colocación. Lembro perfectamente o seu deambular pola Porta do Sol o día da colocación sobre as columnas. A min gústame aí, identifico nel esta cidade permanentemente incapaz de volver ao mar de onde naceu.
Lembro tamén, non a polémica -que non houbo tal- senon os insultos cuspidos dende a ignorancia dos que alababan a Oliveira e denostaban a un Leiro xa proafillado pola Marlborough, mentres os animais orneaban por aquí con frases como ¿de onde sacaron a ese adefesio?.

Pero o desprezo a Leiro non acabou nos comentarios insultantes mesmo recollidos nos medios de comunicación locais. Sendo alcalde Manolo Pérez ordenou retirar dos despachos do alcalde unha escultura adquirida tamén por Soto (creo lembrar unha muller deitada en madeira tintada) e mandouna á metade do indigno patio do Concello na praza do Rei onde servíu, entre outras cousas, de mesa para cubrir papeleo. Non sei onde andará agora co seu xa valor engadido de garabatos burocráticos...
Mitoraj... Mitoraj é distinto. Eu, xa postos, tamén prefiro o que nos deixou D. Agustín Querol, que esculpíu coa máxima calidade ao estilo da súa época.

willy dixo...

hasta en las esculturas que tenemos esparcidas por la ciudad se nos nota el complejo de aldea grande que tenemos; si no fuera por los leiros, toda la ciudad sería un monumento al provincianismo, a lo mediocre, al pastiche, al gusto bastardo de políticos de tercera división metidos a alcaldes o a concejales de cultura; el encuentro entre el éxito "popular" y el orgullo de la alcaldes a propósito de la obra de mitoraj nos recuerda el alcance de nuestra miseria cultural, de nuestro complejo colectivo, que hace que la gente se derrita ante una vacua lectura kitsch de la escultura griega como la que propone el polaco;

lo peor de toda esta historia: la foto de la alcaldesa junto al exministro álvarez cascos y su mujer -la galerista que ha sacado partido de este negocio- delante de uno de los monstruillos en plena calle del príncipe: patética

Anónimo dixo...

¿De verdad que ese negocio lo llevan Cascos y esposa? Es cada vez más alucinante lo que ocurre en este país...Ese señor ya le compró, a la entonces novia, un montón de esculturas para la Renfe. En lugar de comprarle flores, bombones o llevarla al cine...gastó unos buenos billetes de todos para conquistarla...Y continua el negocio....Estupendo
Por cierto, tanto que se quejan los de ahora ¿cómo nos trataba ese señor cuando estaba en el gobierno?

Anónimo dixo...

Leiro es fantástico. Creo que ahora ya le gusta a más gente. Ha ayudado a educar el gusto a muchos vigueses

Anónimo dixo...

Yo creo que el sireno está tan alto porque necesita ver el mar... Le ocurre como a muchos vigueses que sufrimos cuando nos siembran de edificios altísimos la primera línea de nuestro puerto....

Anónimo dixo...

¿Y donde está la estatua de Leiro que estaba en el concello?

Anónimo dixo...

Lo del pastiche es muy buen tema, y no tiene por qué ser malo, en principio, pero me temo que Vigo es el reino del pastiche.

Anónimo dixo...

Hay otro Leiro en la estación.
Leiro es de lo mejorcito que hay en escultura en el mundo mundial...
Tenemos suerte al tener su sireno

Anónimo dixo...

¿Y esa exposición de arte de las galerías que están actualmente en el IFEVI, promocionada por el concello de Vigo también depende del señor Cascos y esposa?....
No sé porque me parece que están dando el gran pelotazo en nuestra ciudad y con los dineros nuestros....
Si hacen un recorrido por los concellos pp de España tendrán un buen negocio...
¡Menuda cara!