IX ÉPOCA

15.9.08

Tu quouqe, Bruto!


Os intelectuais, coa cociñeira trapalleira, botaron unhas parrafadas diante dos medios para confirmar que estan collidos polo estómago agradecido. "É das nosas". Unha cuestión de clase.

6 comentarios:

El viajero de una noche de invierno dixo...

La "gauche divine" da una lección ética y hace un homenaje solidario a la no menos "divine" cocinera (con cargos).
Dios los da y ellos se juntan.
¿Comieron vieiras? ¿Congeladas de importación o frescas de la Ría de Ferrol?
¿Tiene alguna relación la conspiración contra la cocinera ilustre con aquella famosa conspiración judeo-masónica de la que hablaba aquel ferrolano, no menos tóxico que las vieiras de la ría en la que jugaba de niño?
¿Alguno de los comensales tuvo cagarría como consecuencia de la ingesta de los platos de la egregia cocinera?
¿Hubo concierto de piano tras los postres?
¿A ninguno se le cayó la cara de vergüenza?
Lo dicho: Dios los da y ellos se juntan.

Galopin dixo...

La verdad es que cuando vi esta foto en la prensa sentí asco. Lo siento, hoy no me sale la ironía por ningún lado. Esto me recuerda, hablando de ferrolanos tóxicos, aquellas famosas "adhesiones enfervorizadas" ¡Qué verguenza! Nada menos que un icono del nacionalismo galleguista prestándose a un paripé vergonzoso a la cocinera estrella del régimen fraguista!
¿se rascaron el bolsillo o fue invitación de la casa?
¡¡Estómagos agradecidos!!
¡Vaya Tropa!

ines dixo...

O importante é estar en contra de todo o que se move e sae na foto, non?

Toñi de Vicente é unha empresaria, si, é certo ¿iso é malo?

Toñi é UNHA CURRANTA esa a única verdade

ines dixo...

Joer Galopin!!! Volto a ler o teu comentario e fico abraiada...Cabrearse tanto e maliiiiiiiiiiiiiisimo para o estomago, ja ja

Marcos Andion dixo...

Inés, perdóname, pero voy a romper una lanza en favor de Galopín y su násea.
La "curranta" en cuestión sabía algunas cosas:
1/ Sabía, porque es su profesión, que no se pueden comprar vieiras cultivadas en Galicia por culpa de las toxinas.
2/ Sabía que su "proveedor" era un furtivo.
3/ Sabía que comerciar con furtivos es ilegal.
4/ Sabía que corría un riesgo, tanto legal como sanitario.
Y debería saber que una reputación no es cosa sólo de publicidad, sino que el rigor es obligado.
Y sus homenajeadores tendrían que saber que no se puede andar por la vida jugando con la salud ajena.
Y otra lanza por el "viajero invernal con nocturnidad": Esa es la cuestión, que son tan antiguos que pueden ser perfectamente catalogables como "gauche divine", para la cual, igual que para la "curranta", lo importante son las apariencias, reunirse con los que se alimentan en la misma mesa (y no me refiero a la que se ve en la foto) y llenarse la boca con referencias a eso que, a falta de más imaginación, han autotitulado como "mundo de la cultura".
Me pregunto qué habrían hecho y dicho si, en lugar de Toñi Vicente (que es muy fina) el pillado fuera un tal Gumersindo Pérez Álvarez, cocinero y propietario del mesón "Aquí te Pillo Aquí te Mato".
Hay algunas "causas" que se corresponden perfectamente con sus valedores.
Debe ser que el nordés, que decía Quintanilla, afecta a "os miolos" de algunos en Ferrolterra.
Penosa "intelligentzia" ésta.

El viajero de una noche de invierno dixo...

Mi querida Inés: también Al Capone era un empresario y un currante: a las siete de la mañana ya estaba todos los días atendiendo a sus negocios. Lo que sucede es que algunos empresarios y currantes se mueven en la legalidad y otros, no.