IX ÉPOCA

6.9.08

Aqueles fermosos anos

Vigo en 1929



Vigo nos anos 60

17 comentarios:

abalde dixo...

Saudos a tod@s,no video dos anos sesenta a rua que sae a os dous minutos no na acabo de situar,alguen a recoñece,gracias.

Ramón Barreiro dixo...

A rúa Coruña, dende Travesas cara a praza da Industria?.

arume dos piñeiros dixo...

Podería ser interesante dar co señor coxo que cruza diante do Náutico no video dos anos sesenta.
Sobre a rúa, eu tamén creo que é a rúa Coruña.

Brétemas dixo...

É a rúa Coruña, ao fondo identíficase o grupo de casas sindicais da praza da Industria co inicio de Torrecedeira, onde hoxe está a cafetaría Caribe. Son dous documentos caralludos.

Marcos Andion dixo...

Efectivamente. Aún me acuerdo de cuando el Náutico llegaba al mar; cuando la margen izquierda de la Gran Vía aún no había sufrido la maldición de Portanet; del Instituto Santa Irene ("El Insti"); de la Calle Coruña saliendo de donde las vías del tranvía se bifurcaban hacia Pereiró, A Florida o las cocheras, y, allá abajo, justo al pasar Barreras, el agua que no precisaba de pretenciosos planes como "Abrir Vigo al Mar", porque Vigo era el mar; con su Náutico, su lonja y el "Borneira" haciendo la travesía de la ría hacia Cangas.
Tampoco había vías rápidas, ni ampliaciones de un puente que no existía, ni mega proyectos urbanísticos, con la excepción de lo que hoy es Coia y entonces era monte detrás de las cocheras de Tranvías.
Ya sé que ahora somos muchos más, pero buena parte de los desastres urbanísticos, y la cultura de edificar cualquier metro cuadrado de cualquier sitio, comenzaron en esa época, en que se abrió, entre otras vías, la Avenida de Beatriz (hoy Camelias) por el medio y medio del campo de fútbol del Colegio Labor, Portanet acabó con los tranvías para dar la concesión, cohecho de por medio, a la empresa asturiana Vitrasa, y empezaba un despegue económico e industrial que hizo que la ciudad pasase de tener poco más de 100.000 habitantes a más de 230.000 al final de la década.
Luego vendría lo que ya todos recordamos para pasmo de papanatas que no conciben más progreso que el del ladrillo y creen que más gente junta es igual a más felicidad, o más progreso, o más no sé qué. Y puede que tengan razón, pero todo eso ha sido para unos pocos que, después de la cacería, se han ido para otros lares.

El viajero de una noche de invierno dixo...

No quiero ni pensar en cómo será el vídeo del año 2020. ¡Menuda película de terror!

abalde dixo...

Saudos a tod@s,pois vaya luz é claridade tiña,igualiño que agora,a mesma rua parece mais estreita hoxe en dia,en vez de facer unha boa avenida.Que triste.

Pardavila dixo...

Parando o video dos 60 no minuto 1,31 aparece un personaxe importante da cidade. Xusto detras das letras de YouTube.

Marcos Andion dixo...

¡Ostrás!, Pardavila: ¡¡el barquillero!! Y, efectivamente, es un personaje importantísimo para comprender el desarrollo posterior de la ciudad. Te diré por qué, aunque creo que ya lo supones:
El barquillero tenía un chirimbolo dotado con una especie de ruleta con números en la tapa del recipiente de los barquillos. A cambio de una cantidad (una peseta o dos) podías probar suerte impulsando la ruleta y llevarte el número de barquillos que señalara el cursor. Creo que los números iban del 1 al 12 (no sé si había un 0 para la "banca"), pero todos los números altos estaban trucados de modo que no había forma de que aquello se parase en un 10 o un 12: el trapicheo estaba servido y el camino señalado para los que vendrían después. Pese a todo, los chavales que jugaban al cuidado de sus "chachas" en La Alameda se pirraban por darle al manubrio y llevarse uno, dos o tres barquillos, como mucho.
Y al final del vídeo hay otro personaje de aquellos tiempos: el comandante Autrán, de Vigo, que participaba en el concurso hípico que se hacía en el campo del Lagares, junto al de Balaídos. El tal Autrán se caracterizaba por meterle una caña de "moito carallo" a los caballos de la Yeguada Militar, a los que hacía piafar como locos. No sé si ganó alguna vez, porque en aquellos años también competían Goyoaga, los "gentlemen" portugueses Malta da Costa y otros militares argentinos mucho más finos. Uno de los caballos de Goyoaga, "Fanenköning", murió por aquel entonces en Vigo, durante uno de los concursos hípicos, y su cabeza disecada adornó muchos años la "Armería Pascual", enfrente del Tamberlik.

Anónimo dixo...

¡Qué tiempos aquellos! La ría se podía rellenar sin protestas, porque si se te ocurría hacerlo acababas en el "trullo". Las empresas podían verter directamente a la ría, porque a quién le importaba entonces, ¿verdad? Vigo era maravilloso. Se veía el mar, la urbanización estaba perfectamente planificada y la ciudad, dotada de todas las infraestructuras y servicios públicos necesarios, no como ahora. Es más, el grado de libertad política y desarrollo económico que existían en las fechas de los dos videos eran incomparabales con los actuales. Cualquier tiempo pasado fue siempre mejor. Lo que ha pasado desde entonces ha sido un verdadero desastre. ¡Ah, aqueles fermosos anos!

Marcos Andion dixo...

Que no, hombre, que no; que no es eso. Ya sé que vivimos en el mejor de los mundos posibles y que ahora, con la inestimable ayuda del Almirante Caballero y el Teniente Domínguez, volaremos hacia paraísos festoneados de "obras emblemáticas", entornos "humanizados" y ladrillo "a tutiplén". Pero, en este caso, de lo que se trata es de poner de manifiesto la serie de oportunidades perdidas para lograr en esta ciudad un crecimiento razonable, conservando los entornos que debieran ser conservados e impulsando una modernización "comme il faut", en beneficio de quienes vivimos aquí y de los que puedan venir, en lugar de hacerlo (como muy democráticamente se hizo) en favor de especuladores, arribistas, comisionistas y "parvenues" de toda laya. Mal que te pese, en esta ciudad se vivía bastante mejor en esos años, sin perjuicio de que había menos libertad, los dirigentes sociales no se elegían y aún había una cosa llamada "Brigada Político Social" en la policía.
Por si aún no te has enterado, la nostalgia nada tiene que ver con el reclamo de tiempos mejores; pero sirve para conocer algo de lo que éramos, algo de lo que podríamos ser y compararlo con lo que somos. Nada más, hombre, nada más. No hay que ponerse nervioso ni cargar de intencionalidad aviesa cualquier evocación.
En todo caso, te has pasado un pelín porque los servicios de una población que se dobló desde entonces son aún peores que los dejados atrás, simplemente porque no se han renovado de acuerdo con las exigencias del aumento poblacional. ¿Habrá que recordarte que ni la Unión Europea soporta que sigamos con unos sistemas de saneamiento paleolíticos?, ¿o los destrozos que en el equipamiento urbano produjeron la avaricia y la urgencia por dotarse financieramente algunos para ir presentándose a las elecciones? Aquel saneamiento (que ni con la ridícula depuradora ha mejorado el que había) era suficiente cuando éramos la mitad, pero no nos llega a nada hoy. Lo que resulta vergonzoso es que todo lo "desarrollado" haya sido ladrillo, especulación y mamoneo, por muy democráticos que sean. Y eso que podrás aprovechar para decir esa chorrada de que "si no se ha hecho nada bueno", o que "sólo andamos con lo negativo". Milongas, querido, milongas; porque nada hay más retrógrado que la autocomplacencia, ni nada más progresista que la crítica razonada y fundamentada.
Esperando haberte tranquilizado con la explicación, se despide de ti, Anónimo, éste que lo es.
Hasta que pase el tiempo y te veas diciendo eso que crees estar criticando ahora. Nosesimentiendes.

Marcos Andion dixo...

Ah, se me olvidaba. Los rellenos en la ría se hicieron tras la democracia, posiblemente porque entonces nadie lo consideró necesario. La ría no sufría la contaminación de ahora, posiblemente porque éramos menos y la industria producía menos mierda; y en el lagares nadábamos quienes íbamos a Samil en tranvía o veraneábamos en Coruxo, además de pescar las robalizas que subían con la marea hasta el puente de Os Muiños.
Compara y dime dónde está el progreso que nos hemos dado.

Anónimo dixo...

No te enfades, hombre. En el fondo, comparto tu diagnóstico. Sólo pretendía llamar la atención sobre esa tendencia tan gallega de mirar al pasado edulcorándolo, hasta extremos ciertamente nocivos. Obviamente, se han perdido muchas oportunidades, y se siguen perdiendo todos los días. Lamentablemente, esto es lo que hay, lo que ha llegado a nosotros. Y me temo que por mucha repugnancia que me produzcan los abeles, las corinas, los santis (etcétera, etc.), prefiero el presente que "aqueles fermosos anos". Es más, ese pasado explica, en no pequeña medida, la baja calidad de este presente.

Anónimo dixo...

Ah, se me olvidaba, los rellenos en Vigo comenzaron mucho antes de la democracia. ¿En qué año se finalizó la actual Plaza de Compostela? Creo que García Olloqui la promovió a finales del siglo XIX, ¿no?

Marcos Andion dixo...

Bueno, vale; creo que ya nos entendemos, ¿no? La cosa iba de tiempos pasados y de la oportunidad de evocarlos en los aspectos relatados. En fin, que no se trata de establecer relaciones entre dictaduras y democracias, porque creo que no vienen a cuento.
Ah, y no me enfado por esas cosas, pero me parece oportuno puntualizarlas, para espantar algunos fantasmas que suelen rondar por este tipo de referencias.
Lo que explica la baja calidad de este presente no es ese pasado, sino el pasado más próximo, en el que algunos se han subido al carro de la democracia representativa para colocarnos lo que nos han estado colocando, aprovechándose de los recovecos más oscuros del sistema, ¿no crees?
Y en este capítulo entran la financiación ilegal de los partidos, el súbito enriquecimiento inexplicable de algunos representantes políticos y la desmesurada especulación urbanística, más próxima a la actividad depredadora que al progreso urbano.
En todo caso, discrepancias aparte, gracias por tu intervención, que ha posibilitado este mini debate y la expresión de formas diferentes de ver las cosas.
Salud, y progreso para disfrutarla.

Eifonso Lagares dixo...

Un documento extraordinario, con vuestro permiso copio y hago mención en mi blog.
Un saludo

estruginho dixo...

hola
precisaba conseguir una imagen de un barquillero, con su barquillera en la alameda de vigo o en otro lugar de los que frecuentaban.

porfi si alguien tiene una y es tan amable agradeceria la hiciesen llagar al siguiente conrreo:
martinalvarezgonzalez@yahoo.com