IX ÉPOCA

6.5.10

Nos toman el pelo... y la vida

En sólo cuatro meses ya van ocho muertos en el Corredor do Morrazo. Y todos igual: choque frontal con invasión del carril contrario. En la mayoría de los casos, los accidentes se producen donde hay línea continua, como se ve en la foto.
Sigue siendo escandaloso el que, tanto en las informaciones, como en los comentarios que producen y en las imaginativas respuestas de los responsables de las infraestructuras y la regulación del tráfico, nadie diga una sola palabra sobre disuadir a los automovilistas de usar esa vía. Nada sobre hacer atractivo (sería facilísimo) el desplazamiento por mar entre las dos orillas de la ría. Ni siquiera para contradecir su conveniencia.
No hay que ser demasiado espabilado para darse cuenta de que aquí hay gato encerrado. Es un gato conocido, pero está encerrado para que no se le vean las intenciones.
¿Hay alguien por ahí que sepa explicarnos por qué se abandona el transporte marítimo y se sigue impulsando el desplazamiento de personas por carretera, que es mucho más costoso, más contaminante, menos sostenible y más irracional?
Esta blog está a punto de cumplir cinco años de existencia y ya desde el primero hemos venido prestando atención a esta Vía Mortal, exponiendo argumentos, citando casos similares, proponiendo soluciones, etc., pero quienes deciden siguen empeñados en que el asunto sólo puede arreglarse ampliando la capacidad de las vías terrestres, construyendo otras y huyendo de mirar hacia la ría como espacio ideal para el trasporte de personas.
Y mira que hay antecedentes: no hay más que mirar hacia las atiborradas Vías Rápidas de O Salnés y O Barbanza para darse cuenta de que las sucesivas ampliaciones, desdoblamientos, etc. no han resuelto el problema, como no resolvió el de la movilidad entre Vigo y O Morrazo el actual "Corredor".
Pero a nuestras "lumbreras" sólo se les ocurren cosas como hacer un puente nuevo, ampliar el de Rande, desdoblar la carretera para seguir alimentando el bolsillo de quien cobra los peajes (que nadie se engañe, Audasa cobra todos los peajes, con cargo a los presupuestos de la Xunta; no es gratis, sino que los pagamos entre todos) y, para que se vea que "velan" por nosotros, tras desestimar lo de hacer una mediana (ya hay que ser pazguatos), la última "genialidad": bandas rugosas. Supongo yo que serán para ciegos, porque la señalización (mal que les pese a algunos) está tan clara en esa vía como en cualquier otra del mapa. Lo malo no es la señalización, ni el trazado, ni los despistes (los hay en todas partes); lo malo es la vía en sí. Nunca debió hacerse, sino atender a un buen servicio de transporte marítimo y, con la mejora de la carretera existente (con un par de circunvalaciones para Cangas y Moaña), descongestionar el tráfico terrestre.
Pero, por si creen que los nuestro es una "teima", fíjense en lo que decía El País el mes pasado:
Los presupuestos para 2010 de la Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Infraestructuras vuelven a primar la construcción y la conservación de carreteras (419 millones) frente a la "ordenación e inspección de transporte". Son 189 millones bajo este epígrafe, aunque el grueso del dinero (162 millones) es en realidad destinado a construir "aparcamientos para autobuses".
Y, parafraseando a Carlos Puebla, "así pensarán seguir, ganando el ciento por ciento...". Habrá que llamar al Comandante y que mande parar.
Mientras, por aquí la gente a morirse, que somos muchos y parece que sobrase personal, ¿no?

4 comentarios:

Raquel Lopez dixo...

Amén de que este planteamiento que nos ofreces tiene muchos y buenos argumentos, pienso que no estaría de más el contemplar el modo en que usamos también las carreteras; es decir, si la rampante concepción individualista de nuestros modos de estar en los colectivos que nos configuran: social, vecinal, laboral, lúdico-festivo..., repito: nuestro individualismo egocéntrico, claramente insolidario ¿no se refleja también en la manera en que usamos las carreteras? Todos sabemos del grado de identificación que se produce en nosotros al ponernos un volante entre las manos; suele ocurrir que a los caballos de nuestro flamante auto, al sentarnos en el puesto de mando, se le añaden a aquellos un burrito. Si hay un elemento simbólico que nos singulariza socialmente éste es hoy en día un auto nuevo. La tiranía de la novedad nos idiotiza hasta el punto de morirnos, y no siempre de risa; y cuando esto ocurre, si estamos al volante, además de estrellarnos contra un poste de la luz, cabe la alta probabilidad de que el estrellamiento se produzca contra otro auto, este sí, manejado por una persona socialmente concienciada de lo que lleva entre manos, y por lo tanto respetuosa con el espacio que está compartiendo.

Más solidaridad al volante.

Iñaki dixo...

Calificar de "Vía mortal" esta carretera me parece pelín exagerado. Yo la he utilizado muchísimas veces y no veo su peligrosidad por ningún lado. De Vigo a Cangas en 20 minutos y tranquilamente. Cierto que no es de doble vía y que hay que adelantar con mucho cuidado, pero, vamos, como en todas las carreteras de este estilo. Te leo asiduamente y casi siempre estoy de acuerdo, pero en este caso, la experiencia me dice que tu alarmismo es infundado. Sólo hay que tener el mismo cuidado al volante que en el resto de carreteras de una única vía. Un saludo

Gamela dixo...

Me temo que existen razones poderosas para que esta vía sea "desdoblada" al igual que el Puente de Rande aunque NADIE entienda exactamente cuál es el problema?

Antes tardábamos 1 hora por la vieja, ahora tardamos media hora larga por la nueva, en breve tardaremos 20' o quizás 15' si salimos volando...

Y cuando ya todos estemos bien embutidos en la autovía y en la autopista... tendremos que construir HELIPUERTOS o GILIPUERTAS ?

Los chicos del morrazo ni con bandas sonoras... terminarán haciendo cantar las ruedas para tocar un rock-and-roll sobre la Ría...!

A los burros... ni que les silbes!!

Marcos Andion dixo...

Efectivamente, Iñaki, no todos los que circulan por esa vía se matan, lo mismo que en cualquier otra vía. Pero lo cierto es que nadie habría muerto si, como era lo razonable, no se hubiera hecho, se hubiera potenciado el transporte marítimo y se hubiese optado por la racionalidad en lugar de por la avaricia de los "rendimientos" que deja adjudicar una obra de esa envergadura.
Gamela, ¿y por mar? Como se demostró, entre Vigo y Cangas, con barcos adecuados, son cinco o seis minutos de travesía. En todo caso, tomo nota del contenido irónico de lo que dices y suscribo. Claro que lo del helipuerto creo que no será necesario, porque ya podremos ir a pie cuando se terminen los rellenos que se idearán para seguir con la matraca de las comisiones por adjudicación.
Lo demás, monsergas.