IX ÉPOCA

4.5.10

Esquizofrenia de la civilización financiera galaica


Saben muchísimo; de lo suyo; claro. ¡Qué doctores honoris causa (risa)! Por a o por b, tanto Gayoso como Conde: patéticos incombustibles.


12 comentarios:

claudioataturk dixo...

Así estan devaluados los "honoris causa" y detrás la universidad.
Patético lo de Mario Conde y Gayoso no merece este retiro tan forzado pero él se lo ha buscado.El poder tiene un límite y no supo verlo.
Saludos.
Ataturk

"uno de tantos" dixo...

El comentario se hace desde un submarino de la Coruña? ¿Qué sentido tiene, en tiempo, y lugar, y oportunidad manifiesta, el maltrato - aclárese para los que somos más tontos -, al Sr Gayoso? ¿A los intereses de qué chiringuito responden? ¡Viva la libertad de expresión, cuando existe la libertad de réplica y contraposición de criterios! Fuera de ese marco, hablamos de simple y depauperante manipulación.

Raquel Lopez dixo...

No hace falta ser muy sabuesa para percibir el fuerte olor que desprende la gestión antidemocrática del sr. Gayoso ¡durante décadas! pilotando esta entidad de carácter público.
La traca ¿final? está en su exigencia de seguir al frente de la misma por un plazo de cinco años más ¡prorrogables a otros cinco!
No, a estas alturas, no es aceptable, que el sr. Julio Fernández Gayoso siga al mando de esta entidad financiera pública.
¡Hasta la fachada del edificio es de un diseño estéticamente desagradable! (recuerda a la arquitectura fría de las dictaduras ¿o no?).
No hace falta estar en A Coruña; basta con estar aquí en Vigo, haber nacido aquí en Vigo y tener un poquitín de olfato y no ser precisamete una sabuesa, para percibir tanta megalomanía.
Saludos desde la cubierta de A Laxe (los submarinos, claustrofóbica yo, me los prohibió mi doctora de cabecera).

"uno de tantos" dixo...

En el comentario con la firma Raquel López, ¿la desautorización, ahora, en este lugar, del Sr Gayoso, a quién conviene? ¿ A qué intereses beneficia? ¿Beneficia a Vigo? ¿Perjudica a Vigo? El criterio público sin duda alguna, sabrá formarse una adecuada composición de lugar.

La desautorización aparece como una proclama. O un pronunciamiento. ¿O es una plegaria?. Aparecen los dicterios, sin apoyarlos en racionalidad de ningún tipo, a partir simplemente del pretendido buen olfato de la artista que hace la pesquisa. El olfato es un método lógico inigualable, desde luego. Y la compulsión, otro.

Cuando se razona con esos utillajes, la fiabilidad está garantizada, sin duda
Y se habla de entidad financiera pública, gestionada antidemocráticamente. (Por el tufo).
¿El momento, es inocente?

¿Hay deseo de que sea lo que se dice que es, hay necesidad?...

Desde otras latitudes, con estos viguistas, se estarán frotando las manos.

Con cordialidad ciudadana. (Saludos, a los dormidos , y a los despiertos)

Marcos Andion dixo...

Existe una perversa forma de encarar lo que nos pasa o lo que nos afecta: consiste en considerar adecuado ocultar lo que no nos conviene y resaltar, aunque sea con exageración, lo que sí nos conviene.
Jamás me había encontrado con una réplica que pusiera tan en evidencia lo anterior.
O sea, que según "ese de tantos", para emitir una opinión hay que tener encuenta, no si eso es o no cierto, sino si le puede venir bien al contrario. Y, ya se sabe, al contrario, ni agua.
Es decir, que si consideras (con un repaso a la historia reciente) que Gayoso ha dirigido antidemocráticamente una entidad cuyos estatutos incluyen un funcionamiento democrático, pasas a ser "un submarino de A Coruña".
Pues vale; pero me he enfrentado pocas veces con argumentos menos respetables que ese.
Siguiendo con el argumento de "uno de tantos", como es nuestro, Caballero es una lumbrera y sólo hace magníficas cosas para contentarnos; Corina, además de bella y sexi, es otra lumbrera que se saca las dragas para nuestro bien; Mario Conde es un ejemplo de inteligencia y ciudadanía, porque es vecino de Tui.
Dios mío, cómo está el patio argumental por aquí. Hasta el punto de que seguramente este comentario será considerado como espurio, y no faltará quien diga que éste no es respeto por la libertad de expresión, porque responde a la discrepacia expresada por "Uno de tantos", que a lo mejor tampoco son "tantos". ¡Qué le vamos a hacer!
¿Cuándo vamos a dejarnos de considerar viguismo, o amor a Vigo, eso de esconder la mierda debajo de la alfombra para ocultársela al "enemigo"?
Según yo lo veo, lo prudente es combatir la mierda, venga de donde venga. Y si alguien nos convence de que no es mierda, pues se rectifica y se acepta el argumento contrario y aquí paz y después gloria. Pero tiene que ser un argumento, no una "boutade" como la de "uno de tantos". ¿Se podría considerar inconveniente para alguien que hoy sea viernes? A ver si alguien se va a aprovechar de nuestra debilidad por decir lo que percibimos.
Así lo veo yo, qué quieren que les diga.

"uno de tantos" dixo...

Vemos que se abunda en dicterios, sin apoyaturas lógicas concluyentes, y se habla Ex -Cátedra desde el olfato. Confieso que " la lógica" del sr Marcos Andión, me deja perplejo. Considerar adecuado ocultar, lo que no nos conviene, y resaltar -aunque sea con exageración -, lo que sí nos conviene, ¿no le es aplicable , al mismo Marcos Andión, en sus comentarios?. ¡Ah, la famosa paja! Ya tampoco, jamás me he encontrado con una réplica que pusiera tan en evidencia lo anterior.

Lo de dirigir tan antidémocraticamente, una entidad cuyos estatutos incluyen una estructura democrática, no sé si es para reír o para llorar.

En cuanto al resto de los lamentos, mejor no meneallos. No vaya a ser que la gata se ponga colorada.

Sr,...ponga en sus anotaciones, "la cuestión de la oportunidad", y su significación -no baladí-, llévese los deberes para casa, y juegue menos a "enfant terrible", y cultive más aquello de la concatenación de las causas.

O haga su capricho, y dispare al bulto.
Disculpas crudas, al lado mismo de la cocina, en la que se cuecen las habas.
Salud

Pablo Eifonso dixo...

Tal vez poidamos satisfacer a "uno de tantos" e cultivar a concatenación de causas (sic) e pensar en cales son os intereses particulares de Gayoso e a súa durante anos cultivada (por aquelo de estar ben abonada) camarilla. Por exemplo, utilizando como causa aquelo que D. Carlos chamou o "equivalente universal" (ou sexa, la pasta gansa) e referíndonos a algo tan baladí como o soldo autoasignado durante décadas, tal vez poidamos, concatenando causas, naturalmente, decatarnos que o viguismo de Gayoso (moi especialmente ese viguismo que amosaba cando concedía ás empresas dos amigotes de sempre créditos que nunca infumables que nunca serían reintegrados) pode provir das brutais retribucións que se autoasignaba o noso maltratado líder financeiro e as que asignaba aos seus (poido dicir acólitos?): os catro máximos directivos de Caixanova (o que na casa chamaban La Créme) repartíanse unha retribución fixa de 1.360.000 euros (son datos de fontes sindicais de CN de 2007) e os oito directivos seguintes no escalafón (na casa chamado La Elite), 840.000 euretes. Os soldos dos catro primeiros oscilan entre os 180.000 e os 500.000 euros (témome que este último é Gayoso -son malpensado-)

Cadro de retribucións empregados de Caixanova ano 2007 (fontes sindicais de CN)

Como di o tonto eslogan dunha cadea comercial, lo siento, amigo, "yo no soy tonto"... nin estou disposto a facermo por unha liorta entre chourizos que é allea a min como vigués traballador asalariado e como ser humano.
Na esperanza que esta "apoyatura lógica" (sucia necesariamente pois sucio é feo é falar de diñeiro, non si?) permita que a gata pasee sen rubor pola cociña e que as fabas non se pasen, deséxolle tamén saúde e, como mínimo, unha décima parte do autosoldo de Gayoso.

Raquel Lopez dixo...

Sr. Uno de Tantos:

En referencia a su segundo comentario. Así, a salto de mata (el orden riguroso me resulta fúnebre), como la vida misma. Vaya por delante el que, a mí, el señor Gayoso me interesa como dirigente vitalicio de Caixanova (no tengo cuenta en ésta).
"Cuando se razona con esos utillajes"... María Zambrano nos iluminó diciéndonos que "el corazón tiene razones que la razón no entiende". El cerebro, esa víscera humana, se divide en racional e irracional; ¿a santo de qué deberemos de machacar una de las dos partes?
"Dicterios" (sí, he tenido que ir al diccionario, lo reconozco) los justos y suavecitos.
A muchas ciudadanas y ciudadanos, señor Uno de Tantos, no nos preocupa a quién beneficia la retirada de la escena financiera viguesa del sr. Gayoso, pues sabemos que décadas de poder omnímodo sólo dan disgustos a los más y beneficio torrencial a "la familia". (El 'incesto' económico también es pernicioso).
Buenos días.

"uno de tantos" dixo...

Una última cuestión, y les dejo ya en este tema, para que mareen la perdiz adecuadamente (de acuerdo con sus intereses, que no son desde luego los de muchos ciudadanos): ¿Los pecados que uds atribuyen al Sr Gayoso, son de hace cuatro días, o los conocen incluso hace más de cuatro años? ¡Se les cayó la venda -como por ensalmo- , así de repente? ¿En este preciso, y precioso momento? ¡Determinante, momento! ¿Para favorecer, qué?.
Les dejo para que cultiven a fondo la Irracionalidad; esa componente para la que doña Raquel López busca máximo desarrollo en su oquedad cerebral. Que uds lo pasen bien, en esas búsquedas y persecuciones.

Les queda todavía, largo camino por recorrer.
Disfrútense con salud.

Raquel López dixo...

Después de cinco años como bloguera, una ya sabe que cuando los argumentos escasean... los comentaristas (como el anterior) suelen, esó sí, con más o menos finura, acabar así, recomendándonos lo que practican.

Y usted que lo vea.

Anónimo dixo...

El olor a pecado —¡y a pescado también!— algunos (bastantes) ya lo detectábamos hace muchos años; sólo que, por aquel entonces, el Faro de Vigo no nos daba cancha; han tenido que brotar los blogs para que los de a pie tuviésemos un poquito de voz.

Chove sobre mollado.

Juan

Marcos Andion dixo...

Un magnífico ejemplo de aquello que, en los años 70, algunos denominaron "detrasismo". Era un "deporte" para "enterados" consistente en adivinar qué había "detrás" de cualquier cosa que se escribiese. Claro que por entonces había que "leer entre líneas", que el viejo aún no se había muerto, aunque pronto quedó en desuso.
En todo caso, "Uno de tantos", gracias por la generosidad que exhibes perdonándonos la vida y permitiéndonos que sigamos cuidando de nuestros "intereses", que no consideras coincidentes con los tuyos, ¿para favorecer qué?
Triste tiempo éste en el que se exige demostrar lo evidente.