IX ÉPOCA

1.9.09

Laura, Laura

Acaban de enterrar en A Xestosa (Toén) el cadáver de la quinta víctima de la violencia machista que se produce este año en Galicia. Laura Alonso tenía 19 años y un nuevo novio más joven que su anterior compañero, pero éste no aceptó la situación y la estranguló.
Hasta aquí la síntesis de una crónica de sucesos, desgraciadamente más habitual de lo tolerable.
Pero ahora me ha dado a mí por comenzar otra crónica, probablemente de menor "interés humano" (según la perversa clasificación establecida por el cotidiano hurgar en el morbo de todos los medios de comunicación), pero de innegable "interés general": la de la indecencia y/o incompetencia de algunos poderes públicos. Me explicaré:
Presidiendo la concentración de repulsa del gobierno gallego en Santiago, el titular del ejecutivo atonómico, Alberto Núñez Feijóo, se aprestó a cumplir el protocolo y expresó su repulsa por la violencia de género, asegurando que la Xunta "seguirá implementando políticas de igualdad y hacer todo tipo de esfuerzos para que este tipo de cuestiones no se produzcan", de acuerdo con la reseña de La Voz de Galicia.
¿Alguien puede explicarme cómo se compadece esa declaración con volver a subvencionar la enseñanza privada de colegios que separan a niños y niñas en sus aulas? No puedo por menos que manifestar mi estupor ante tan flagrante contradicción, se mire por donde se mire, a pesar de que el cinismo ideológico de la "simpática" Esperanza Aguirre (que hace lo mismo que Feijóo) se haya salido por el registro de que permitir la elección de los padres sobre educar a sus hijos separando niños de niñas supone "no discriminarlos" (a los padres, se entiende). Si no es cinismo esto, ¡Baja, Manolo, y échale un vistazo!
Educar por separado a niños y niñas contribuye a la incomprensión mutua, perpetúa el machismo en los niños y frustra cualquier atisbo feminista en las niñas. La segregación por sexos en la enseñanza es caldo de cultivo de eso que se ha dado en llamar violencia de género. ¿O es que nadie quiere relacionar los casos actuales con la educación que durante muchos años hemos recibido los niños por una parte y las niñas por otra?
Las estupideces proferidas por organizaciones tan queridas por la iglesia católica como la Concapa o la Cofapa (ésta, del Opus) resultarían simplemente una coña si no fuese porque nos va el futuro en ello, además de evidenciar cómo algunas ideologías promueven la ignorancia como forma de ocultar la de sus impulsores.
¿Hasta cuándo vamos a mantener la cabeza oculta bajo el ala sin exigir de quienes dicen representarnos que no hagan como la gallina del Martín Fierro poniendo un huevo en un sitio y cacareando en otro?
Decir que se impulsarán políticas de igualdad mientras se alienta la desigualdad educativa entre niños y niñas, además de un cinismo deslumbrante, revela una penuria intelectual lamentable. Y debería provocar indignación en cualquier ciudadano responsable, al tener que asistir a tamaño desafuero cometido con su dinero. Porque da la impresión de que la política de austeridad proclamada por Feijó09 es como la de los cerdos de la granja de Orwell, donde todos los animales son iguales, aunque algunos son más iguales que otros.
Mire usted, así lo veo yo; qué quiere que le diga, señor Presidente.
Laura, Laura: ¿qué es lo que estamos haciendo contigo?

14 comentarios:

Galopin dixo...

Decía mi abuelo que una cosa es predicar y otra dar trigo. Pues este es el caso. O lo que sería lo mismo, "haz lo que yo diga y no lo que yo haga" ¿o quizá es al revés?
Nuestro flamante presidente Núñez C6 Feijoo en proceso de beatificación a los altares "baroniles" del PP, una vez defenestrado el trajeado Camps, empieza a aplicar el guión pepero. ¿De qué nos extrañamos? Ellos solo piensan en aplicar un modelo de enseñanza que forme a sus futuras élites en colegios del Opus fuertemente subvencionados. Para todos los demás, las ahora llamadas "galiñaescolas". Claro que el sistema no es perfecto, ya que de vez en cuando se les cuelan personajes como Baltar, Figueroa, Louzán o la Sra. de Palmírez, incluso algún que otro Núñez Feijoo.
¡¡Que tropa!!

Anónimo dixo...

me parece que mezcla usted churras con meninas...
lo que defiende el Sr. Feijoo y la Sra. Aguirre es la libertad. la libertad de los padres de escoger cómo educar a sus hijos. o pretende escogerlo usted por ellos? quién es usted para obligarme a mí a escolarizar a mi hijo en una clase con niñas?
haré lo que me venga en gana.
no mezcle usted la violencia de género con escolarizar a los niños en clase con niñas...no tiene nada que ver.
este tipo de sandeces desvitúan la seriedad del problema de la violencia de género.
jorge

Marcos Andion dixo...

Estimado Jorge:
a) La frase es "churras con merinas", no "meninas" (es de suponer que usted ignora que la frase se refiere a ovejas, no a damitas de compañía de infantas).
b) El resto se comenta por sí sólo.
¿Quiénes son Feijóo o Aguirre para saltarse el precepto constitucional de no discriminación por razón de sexo?
¿Por qué no se alega la libertad de escoger las asignaturas en la enseñanza?
Para mentar la libertad se precisa un mejor conocimiento de lo que significa ese concepto, y de lo que supone la organización de la sociedad, constantemente impelida a ceder libertades individuales en favor de las colectivas, ¿verdad?
Son, precisamente, su tipo de sandeces las que impiden una formación integral en igualdad, asunto serio donde los haya.
Pero, en fin, usted tiene tanto derecho a la ignorancia como cualquiera. Sólo que unos lo ejercen y otros no.
¿Por qué acepta usted que limiten su libertad de circulación, de aparcamiento, etc.?, o ¿por qué acepta que le impongan las materias académicas año tras año?
Libertad, libertad: ¡cuántos atropellos se perpetran en tu nombre!
Por cierto, aquí he hablado de igualdad, de coherencia y de oportunidad, ¿estamos?
Pues, eso: ovejas churras con ovejas merinas; nada de meninas.

xabier viana dixo...

Creo que o problema de fondo é o que Chis Oliveira denomina a "educación sentimental" dos máis novos.
Porque máis aló das cuestións biolóxicas, que polo momento son as que "centran" (?) a cuestión sexual no ámbito educativo, non existe unha reflexión formal (curricular) sobre as cuestións de xénero que están na base do machismo e de moitas "relacións tormentosas" que rematan de mala maneira.
O traballo de Ch. Oliveira nun centro vigués (baseado nunha unidade didáctica expresamente elaborada para a Secundaria) é un proposta pioneira... e desatendida nos ámbitos oficiais.
E mentres, noutros países toman nota: http://www.correiomanha.pt/Noticia.aspx?channelid=ED40E6C1-FF04-4FB3-A203-5B4BE438007E&contentid=E7AED996-935E-43B1-ADDF-0EABF514560B

xos dixo...

Desde logo, agora apélase a liberdade para todo. A liberdade dos pais non está por riba dos dereitos dos nenos a ter unha educación igualitaria e de calidade. Iso é o primeiro.

Anónimo dixo...

Estimado Andión,
Disculpe a mis meninas.
Sobre el resto:
Considero que no se discrimina por razón se sexo a los niños/as en los colegios por separarlos en clase. Nadie se salta ningún precepto. Sólo un iluminado puede relacionar esto con la violencia de género...
También se pregunta sobre la libre elección de las asignaturas.Yo, personalmente, estoy a favor de escoger las asignaturas en la enseñanza de mis hijos.
Por ejemplo, cambiaría todas las horas de gallego por horas de inglés.
Me hace gracia que se refiera a los límites sobre la circulación y el aparcamiento: a ver si usted se entera que mi libertad termina donde empieza la suya. Si aparco donde me da la gana le puedo molestar a usted (o a otro). Si escolarizo a mis hijos en un colegio sólo de niños no le molesto a usted en nada (ni a otros).
Por último, me gustaría decirle que en su comentario, según usted, habla de "coherencia". Permítame que le diga que habla de su coherencia porque para mí de coherente tiene usted muy poco.
Un saludo Sr. Andión.
Jorge

Anónimo dixo...

Andión, es muy típico del "enterao", el empezar descalificando a su interlocutor por un error gramatical, ortográfico o de sintaxis: Ud supone que ese desliz ya le está proporcionando de salida una ventaja dialéctica sobre su oponente. La típica ínfula del listillo.
Resulta curioso que, mientras en España nos afanamos en "desmasculinizar" (disculpe por el palabro, no se me crezca) todos los ámbitos de la vida social, relacionando el género con el problema de la violencia. El hombre no maltrata por ser hombre. Lo hace por ser hombre maltratado, maleducado, mal orientado, o simplemente un hijo de puta.
El problema de la violencia de género, y Ud. lo sabe bien, es un problema de cultura. Ud. piensa que es de cultura machista, y no es así. EEUU es uno de los países más machistas que conozco, y el nivel de violencia de género -fuera de las zonas más latinizadas- es mínimo. Es más, en este país se está volviendo paulatinamente a la separación por sexos en la aulas, demostrado que: 1) Ni influye en la exacerbación del machismo y 2) Mejora notablemente el rendimiento de los alumnos de ambos sexos, su comportamiento en el aula y el respeto a los docentes.
Francamente, sería interesante tomar la nómina de los colegios del Opus Dei (buuuuu, que viene el lobooooo!!!) y averiguar cuántos de sus alumnos han sido condenados por delitos de violencia de género en los últimos 25 años. Si, ya sé que Ud. también conoce la respuesta; lo siento, pero es así.

Mire, lo que a Ud. y a otros importuna es que unos padres puedan elegir libremente el sistema de educación de sus hijos, y que ésta se vea subvencionada de la misma forma que se hace con los colegios públicos. Si, ¿por qué no?. ¿Acaso no se ha demostrado que el nivel -tanto educativo como de respeto a la propia institución educativa- de la enseñanza pública española raya los límites de lo inaceptable?

En fin Sr Andión,seguramente Ud, al igual que el Sr Viana y yo mismo, hemos estudiado en un modelo privado o semi-privado "segregacionista" -esto a los progres les encanta- y pregunto, ¿cuántas malleiras diarias le endosa Ud a su prójima? En mi caso, nunca le he puesto la mano encima a una señora. Será culpa de los Jesuitas. O de Bush...

Marcos Andion dixo...

Anónimo: confundir meninas con merinas no es error ortográfico, sino ignorancia. Apuesto lo que sea que Jorge no sabía el significado de la frase que citaba, ni qué coño son las merinas, pero le sonaba meninas.
Es como aquel que, tras romperse el tarro tratando de descifrar qué podría significar eso de "poner los puntos sobre las íes", supuso que se trataba de "las Cíes" y acabó por decir "poner los puntos sobre las islas".
En fin, para qué más.
El sustrato sexista que destilan los dos últimos comentarios parece acorde con la ignorancia que comentamos. Y eso sí que tiene relación.

xos dixo...

Quede aí, un que esta a favor da segregación por sexo nos alumnos tamén está a favor de non ter ningunha clase de galego. A ver se hai xente que se decata, de que lado está esta xente. ¿Que opina da homosexualidade, señor anónimo, segregamos en plan, nenos, nenas e rariños? ¿Ou pensa que é unha enfermidade?

Marcos Andion dixo...

"Buuuu, que viene el loboooo!!!"
¿Lobo?
Lo que no entiendo bien es cómo la ley aún no califica el Opus como una secta destructiva:

http://opusvalladolid.wordpress.com/2007/06/12/psiquiatras-para-perseverar-en-el-opus-dei/

¿Podríamos considerar esto como una defensa de la libertad?

Y sólo es un ejemplo, porque conozco de primera mano un par de experiencias similares.

Ramón Barrientos dixo...

En Vigo, os centros educativos que segregan por sexo son Montecastelo, Las Acacias e Aloya. Opus Dei. Unha organización relixiosa con sistemas de captación e "fidelización" homologables aos das sectas. Eu tamén conozo algún caso de persoas que sufriron haberse tomado a liberdade de deixar La Obra.
A min paréceme moi ben, aínda que nono comparto en absoluto, que uns pais decidan que os seus fillos se eduquen nun colexio masculino ou feminino, e que o paguen. O que non pode ser é que o pague o conxunto da poboación cos seus impostos. Que pasaría se o colexio fose de fundamentailistas islámicos, así coa súa segregación de sexos: tamén eles teñen a liberdade, pero non serei eu quen lles pague o seu colexio.
Pois a min, que tampouco me parece ben descalificar ao opoñente co dos erros ortográficos, teño que estar de acordo con Andión en cachondearse do das merinas: esta xentiña que se lle enche a boca criticando ao que despectivamente chaman "progres" que todo o entenden, teñen unha cultura xeral que dá pena... e logo se queixan!

xos dixo...

Para ser talibán, fáltame moito. Ademáis, dáme preguiza iso de vivir con tan pouca cousa, eu que vivo nunha sociedade ultraconsumista. Non creo que me poida adaptar.

Anónimo dixo...

por favor,
centrémonos en el debate (es decir, olvidémonos de mi garrafal error de las merinas).
a quién le molesta el opus? a quién le molesta el montecastelo?por qué?
si yo quiero pertenecer al opus, a la cienciología o a la asociación de amigos de marte, pues pertenezco.
por qué les molesta a ustedes?
de la homosexualidad opino lo mismo que usted, sr. xos. que cada uno haga lo que quiera con su cuerpo y con su sexo. a mí como si usted se acuesta con un camello, no me importa, no me afecta, no me perjudica. es su libertad.
jorge

xos dixo...

Se introducín o tema da homosexualidade, é porque non entendo o motivo pedagóxico de separar nenos e nenas. É unha separación de xénero. Por iso me pregunto, nese modelo educativo tan ligado ao sexo dos alumnos, como encaixa a homosexualidade.