IX ÉPOCA

5.10.08

Semen ¡up!

Vamos a tomarnos un respiro de política local, que ya sé que mola, porque hay muchas otras cosas que comentar por estos pagos. Por ejemploooo...
Bueno, que vamos a hablar de sexo, que tampoco es manco el tema. Pues resulta que no sé quién (ni me importa) se ha puesto a analizar el semen de la peña, a falta de algo mejor en que ocuparse, digo yo. El caso es que, como era de temer, ha llegado a conclusiones curiosas que los opinantes de fortuna se han precipitado a considerar, lanzando las campanas al vuelo por lo machotes que somos por aquí, que tenemos un semen de bigotes.
Por este "corner noroccidental", decía, los opinadores han lanzado las campanas al vuelo porque, al parecer, el semen de los gallegos resulta ser mejor que el de casi todos los demás. Y, en un rapto de ingenio, perspicacia y oportunidad, han coincidido en rubricar el descubrimiento con el lema de aquella campaña publicitaria que decía "Galicia calidade". ¡Qué passsa!, somos los que tenemos el semen más sano de toda la Península Ibérica, descontando Portugal que no se sabe.
Y yo me pregunto de qué nos ufanamos. Resulta que existe una relación directa entre industrialización y mala calidad del semen. Y resulta también que a mí me ha dado por pensar que tenemos unos espermatozoides sanísimos porque no dan un palo al agua y, claro, están descansados, no como los de los otros que están derrengados de tanto trajín, o ni pían por haber palmado por exceso de uso .
Porque, ya me dirán ustedes cómo se come eso de que, con tan buen equipaje procreador, Galicia esté a la cola en lo del crecimiento vegetativo, y que los gallegos parece que seguimos teniendo que recurrir a la diáspora para extendernos por el mundo.
Lo de la industrialización, según como se mire es bueno o malo. Para la calidad del semen, lo de tener mucha industria parece que es malo; en cambio para lo del empleo, mucha industria parece ser que es bueno.
¿Será que por aquí se folla poco y por eso, a pesar de los buenos espermatozoides, nacen pocos gallegos? A lo mejor, para que la estadística esa que ha disparado los sensores de la autoestima del macho galaico pueda interpretarse en sus justos términos habría que comparar el consumo de preservativos, de anticonceptivos y de píldoras post coitales de Galicia con el del resto de las comunidades. Porque, así, a secas, el dato es descorazonador: buenos espermatozoides y pocos embarazos son señal de pocos coitos o de muchas y existosas precauciones.
En fin, que tampoco es como para sacar pecho, a poco que reflexionemos, ¿no?
Aquí faltan datos para un análisis equilibrado. Digo yo.

4 comentarios:

SANTI dixo...

Hostias!! Pues yo ya voy a registrar el mío, porque desde que me doy masajes de Semen en la cabeza me crece el pelo de una forma desmesurada.

piollo dixo...

ainda que non teña moito que ver co post: que alguén lle diga a Quesada ou ao Faro de Vigo que deixe paso a outros.
qué patética viñeta a do faro do domingo 5/10/08, que aparecen carrachos querendo ser marisco (ou polo menos é o que expresa ese adefesio)

A LADILLA dixo...

Tes toda la razon, cada vez a mais mediocre o tio.

Tendra accions no Faro?

Galopin dixo...

La verdad Marcos, es que el tema da para ser debatido un rato largo "a calzón quitado". Dando por sentado que el artículo es de primera calidad y por tanto adecuado para producir galeguiños y galeguiñas a esgalla, la única explicación a la baja producción de mamoncetes, solo puede deberse a la crisis galopante que nos envuelve. Porque lo que es practicar, parece que se practica. Lo que pasa es que la peña no está por la labor. Entre "camisinhas", píldoras anti-baby y el más racial "bota por fora", no hay manera de aumentar la demografía galaica. Porque, ¿tu sabes a como están los paquetes de pañales, los botes de leche maternizada, los patucos y otras zarandajas...?
Podríamos seguir con la hipoteca del piso, la financiera del coche, la letra de los muebles, el crucero de siete días a las islas griegas... ¿seguimos? Pues eso.