IX ÉPOCA

25.7.05

Así nos mueven ésto


Ahora resulta que el organigrama municipal va a mejorar, a ponerse al día, con la remoción de dos funcionarios, sobre cuya función nadie ha objetado nada, al parecer, y acerca de la cual nadie ha dicho tampoco cómo va a mejorar el funcionamiento municipal.
Claro que, para algunos, mejorar significa remover obstáculos para tener las manos libres; que para eso están los funcionarios, para hacer lo que les digan. O sea, que la cacareada independencia que la condición de funcionario público decía favorecer resulta falsa. Y ya es casualidad que los cambios –cínicamente explicados como previstos en el programa (¿) de gobierno del PP– se produzcan sólo unos días después de que, públicamente, Figueroa-Iznogood y Látigo-Toba anduvieran diciendo que no puede ser eso de que los propios funcionarios dificulten los designios “nacional-popular-ladrillistas”.
Lo más repugnante de este tipo de comportamientos es el insulto implícito que lanzan contra el populacho (según ellos lo ven). O sea, que somos tontos del culo y sabemos decir “que chove" cuando “mexan por nós”.
Acabarán por decirnos, como hizo el Don Mendo de Muñoz Seca, “yo no fui, no fui/fue el maldito Cariñena/que se apoderó de mí”. Aquí, según los del gobierno democrático en minoría (con sólo 10 votos) y la oposición “ma non troppo” y “de fortuna” que consideraban perverso el anterior gobierno que también tenía 10 votos, lo único que se pide a los funcionarios es que se limiten a respaldar las decisiones políticas, y que carguen con la responsabilidad si, luego, los tribunales fallan en contra de las decisiones tomadas. Si alguien cree que así se nos administra mejor lo nuestro, se habrá merecido todos los perjuicios a que hubiera lugar. Pero los demás no. Quede claro.
Para mí que, visto cómo se van desarrollando las tendencias electorales, tanto los del PP como los del BNG (a lo mejor se salva alguno, pero no quienes tienen el timón) se están viendo impelidos a apañar lo máximo que puedan, ahora que pueden, porque mucho se temen que a la siguiente no van a pintar nada. Y se lo habrán ganado a pulso, mientras los demás tendremos que seguir asistiendo al entronizamiento de la desfachatez, la mentira impertérrita y el “que me llamen gorrión y me echen trigo”.
Allá ustedes si se creen las estupideces que es capaz de expeler por su “boquita pintada” esa señora que luce rubia por fuera y gris oscuro por dentro.

Foto: La Voz de Galicia

Documentación:
Faro de Vigo 26.06.05
Faro de Vigo 08.07.05
La Voz de Galicia 16.07.05
La Voz de Galicia 17.07.05
La Voz de Galicia 19.07.05
La Voz de Galicia 21.07.05
La Voz de Galicia 22.07.05
La Voz de Galicia 23.07.05

4 comentarios:

Ramón Dornelas dixo...

¿Pero la culpa de todo no la tenia Pérez Mariño? ¿Como es posible que estos políticos con tanta "cintura" se vean obligados a remover funcionarios? Puede ser un nuevo modelo de gestión pública: si un funcionario cumple con su deber pero no me facilita mis trapicheos:fuera. Al fin y al cabo, el Concello es una empresa ¿no? La pena es que los accionistas, o sea, nosotros, los ciudadanos que pagamos los sueldos de funcionarios y políticos, no tenemos una junta anual para poder cesar al consejo de administración.
Porque la otra opción, la moción de censura no deja de ser un fantasma. Cada vez está más claro que el gran programa político del Concello de Vigo se llama PXOM y está firmado por BNG y PP. Asi que tenemos un bipartito para rato.

BAUR dixo...

Cidadáns!!! We´re all R.O. too !

Lorenzo Pardavila dixo...

E Dona Corina contestará por escrito. ¿Asi que non sabe a lección? ¿pero non firma ela os decretos e ordes do concello?
Ou e que hai fendas no equipo gobernante?
Non lle deamos máis voltas: cando non hai razóns presentables, non hai maneira de xustificar nada.

camarada_enemigo dixo...

Estimados camaradas:

Considero ciertas las lamentables acciones políticas que Doña "cabellos dorados" realiza negativamente sobre nuestra aldea de los pescadores (Vigo).

La política "macetera" y las medidas adoptadas como "donde había basura pongamos flores por encima (pero sin solucionar los olores)", me recuerda un poco a la lavatiba populacha franquista de posguerra.

Si es que Doña Corina "Joint" es el espejo de aquellas mujeres falangistas que pretendían hacer labor social a base de salir en la foto y decir estupideces sin cesar.

Como decía nuestro amigo J.Hernández y los suyos "menos mal que nos queda Portugal", así que ahora que tenemos autovía habrá que emigrar al civilizado mundo luso... que muchos de nuestros políticos locales deberían visitar y aprender un poquito de lo que los british llaman "common sense", Zapatero "talante" y Don Anxo chama "SENTIDIÑO".

Pues eso un poquito de sentidiño Doña Corina, sentidiño....