IX ÉPOCA

21.8.09

Museo del Mar


¿Qué le pasa al Museo do Mar de Galicia —¿mar de Galicia? pero, si tenemos mar y océano; mmmm— que apenas atrae a los visitantes? Lo que allí nos vienen ofreciendo... la verdad, no tira de nuestro interés.
Dineros no sobran, cierto es. Pero ideas —aunque baratas— brillan por su ausencia.
Ya que este museo tiene un gran emplazamiento portuario ¿por qué no amarran a su muelle algunos de los viejos y hermosos buques que agonizan acodados y herrumbrosos en Orillamar? ¿por qué no instalan allí una muestra de las viejas y escleróticas grúas que estorban en en otros muelles activos? Podríamos, entonces, llevar a nuestra prole a disfrutar y asombrarse de cómo sus abuelos pescaban los bacalaos, los jurelos... Ay, Vigo Vigo Vigo, que al mar abandonas a tus espaldas.

3 comentarios:

Marcos Andion dixo...

Lo de las grúas no estaría mal, pero barcos, lo que se dice barcos, no puede ser. El espigón, desmesuradamente protegido por el exterior por una gigaescollera, carece de calado para permitir el atraque de una gamela.
En realidad, como me sugería un amigo común, se trata de un muelle virtual, con faro virtual y línea de atraque virtual, con más intención de epatar con el diseño, de un estilo que podríamos definir como neo ruralismo modernista "allegro molto vivace", que de albergue museístico y cuyo impulso constructivo se debe a 'Por tela' (la que nos costó y la que aún nos queda por costar).
En todo caso, bien traído, Raquel, para ilustrar la panoplia de "emblematismos" con los que nos regalan cada cierto tiempo nuestros ingeniosos administradores.

andresrguez dixo...

Es el mejor ejemplo de obra en Vigo. Construcción para aprovechar dinero público (véase UVIGO)

Xosé Couñago dixo...

Se o miramos ben, gran parte da ría podería ser case un museo ao aire libre, nos que mostrar todo tipo de actividade humana ao redor do mar e a ría: estaleiros de ribeira antigos e estaleiros modernos, barcos de baixura, de pesca de altura, de transporte marítimo,etc que aínda quedan por diferentes puntos da costa. As actividades económicas e industrias asociadas, as propias paisaxes de ribeira vinculadas con elas... toda a ría é un conglomerado museístico que podería ser aproveitado para coñecer, non só polos visitantes, senón principalmente pos nós.