IX ÉPOCA

9.8.09

¡¡Et voilà!!

Efectivamente: era ello. Lo habían adivinado.
¿No? Pero si estaba tirado.

Lejos de mí toda tentación de análisis arquitectónico, o de valoración artística, o de oportunidad emblemática. Pero es que no me lo puedo quitar de la cabeza. Cada vez que paso por delante tengo la impresión de haberme trasladado en el tiempo y en el espacio hasta donde les contaba ayer.


Yo diría que es como lo de los mandamientos, o la Santísima Trinidad: que aquellos tres se resumen en uno, o que es uno pero son tres, sin que cada uno de ellos sea el otro ni el uno sea la suma de los tres, ni nada de eso. Pero aquí veo yo graneros canadienses, graneros tipo midwest USA y el moderno granero holandés, con sus asimétricas ventanas y todo...
Tampoco me haré eco de esas malicias que surcan la ciudad con cada acontecimiento y que, en el caso que nos ocupa, han decidido bautizar el edificio como el "Kuttrenheim", porque no me parece muy oportuno, después de las hiperbólicas alabanzas de quienes se juntaron para la inauguración de la plaza de El Pueblo Gallego en aquella "mítica zona" (Caballero dixit), aunque tenga su coña.
Sin embargo, si me atreveré con alguna de las ocurrencias de nuestro nunca bien ponderado Caballero, quien, tras advertir que la zona se convertirá en un "espacio referencial de Vigo", no se ha cortado un pelo para (también dixit) calificar el edificio como "exquisito". Y esto me trae a la memoria un diálogo de la película "El Presidente", del francés Henri Verneuil:

Una oronda señora, bien enjaezada, se consideró obligada a decir algo sobre una ópera de Wagner a la que acaba de asistir en el palco del presidente de la República (representado por el actor Jean Gabin).

--¡Delicioso!-- osó balbucir la enjoyada "parvenue" al cabo de la representación.
--Señora --le espetó el Presidente--; Wagner puede ser considerado inescuchable o sublime, según los gustos; delicioso, ¡nunca!

Según dicen en su página web, los granjeros ocuparán el moderno y "exquisito" edificio estilo "midwest" ya mismo: el lunes.

¡¡Et voilà!!

10 comentarios:

morgana dixo...

...e ainda assim olhar com assombro as estranhas coisas que construimos.
W.G.SEBALD

Como conclusión de toda una obra que define una manera de pensr, de ser y de aproximarse al conocimiento, deveriamos comprender, finalmente, que verguenza de dirigentes politicos y tambien de algunos arquitectos tenemos en nuestra querida Ciudad.

Remo dixo...

Boh, tampouco pasa nada, aquí o que nos boten! (no mesmo edificio do concello houbo moito tempo a altura da primeira pranta unha especie de alpendre adosado con chapas por enriba que se vía dende as Camelias e agora disimularon, xa non falemos do casteliño do Castro), só que pra esa viaxe non facían falla tantas alforxas (arquiteutónicas)

Saúdos!!

Martín dixo...

En vigoblog siempre tan productivos y constructivos!!

xabier viana dixo...

pois eu sigo se saber que ten que ver a influencia dunha certa contemporaneidade arquitectónica coa (des)vergoña dos dirixentes.
igual hai quen non ten reparado no moito que se parecen entre si os coches, a roupa, ou os cepillos de dentes. son cousas do deseño industrial e desta época de citas, mesturas, e apropiacións (debidas).
por se acaso a cousa vai por aí, anticipo que o "pirulo" de Nouvel lembra moito a moitas torres edificadas no mundo.... porque é alto.
PD: con respecto á "nova" construccion na cidade millor sería falar do sistemático incumplimento das normas básicas de accesibilidade.

Marcos Andion dixo...

Lástima, Martín, que el sentido del humor no esté a la venta. Ni siquiera se puede alquilar. Como en todo, hay quién puede y quién no.
Supongo que no te ha gustado el contenido en lo que se refiere al edificio. Notarás (si te fijas) en que no hay nada en el post que suponga crítica arquitectónica o "constructiva"; incluso lo he expresado claramente.
Pero, claro, supongo que tú eres de los que consideran que algo público sólo es enjuiciable desde una titulación académica "ad hoc". Pues estás equivocado, aunque no creo que sepas admitirlo.
En pocas palabras: todo lo expuesto a la contemplación pública es opinable. Y yo opino, como el Presidente del comentario cinematográfico, que calificar el edificio como "exquisito" resulta de una estulticia digna de peor causa. Y mira que hay adjetivos apropiados para ensalzar la obra...

Marcos Andion dixo...

Xabier: a crítica ten que situarse no seu contexto. E o contexto eran as "loubanzas" descontroladas do alcalde.
Por outra banda, aquí falamos do que falamos, aínda que se poda considerar que deberíamos falar de outras cousas. Pode que teñas razón no da accesibilidade, pero nin me decatei diso.
No resto, remítome á resposta a Martín.
Saúde, e gracias pola aportación comparativa.

Fran Toareg dixo...

Marcos., como siempre tan elocuente ¡¡¡

Anónimo dixo...

El edificio me gusta, y me gustaría mucho más si le hubiesen restado volumen, es el único pero, me gusta también porque es una apuesta decidida a hacer una ciudad diferente y salir un poco de los moldes, que en la variedad también esta el gusto.

Marcos Andion dixo...

Me decía un amigo: "Hombre, a mí el edificio me gusta. Lo que creo que está mal es el plano de situación".
En todo caso, yo me apunto a la máxima portuguesa: "de gostos nao discuto".

fuches ti que cajou no palleiro dixo...

Pois mira ti. Agora resulta que a nova sé da Cooperativa de Agricultores y Ganaderos (COAG, non si?) eche un celeiro (granero, no idioma de Cervantes). Pois estache moi ben, home, cada palla no seu palleiro. Tamén ten coña a coincidencia.